sábado, 29 de abril de 2017

El lenguaje neutral de la mediación no aplica a la Justicia Restaurativa ni sus diferentes herramientas

En alguna ocasión he hablado acerca de cómo algunos definen la mediación penal como un proceso en el que víctima en infractor resuelven el conflicto. Sin duda, esto llama la atención por su forma de minimizar el delito, para las víctimas que estén leyendo estas noticias puede surgir una duda, al usarse este lenguaje neutral y es si la Justicia Restaurativa y sus herramientas, lo que hacen es no dar importancia al delito que han sufrido y con ello al impacto que este delito ha tenido en sus vidas y en las personas de su entorno: los daños. Es más, yo diría que hasta para el infractor es conveniente hablar de delito, porque este hecho delictivo también genera daños en ellos y el más importante es que son estigmatizados como delincuentes en muchas ocasiones, sin posibilidad de reinserción. Cuando las personas hablan de conflicto y no delito, sin duda, debe ser porque su mentalidad de mediador no les deja ir un poco más allá y piensan que la mediación penal es una mediación como cualquier otra. Es más, estoy cada día más convencida, que fue un error llamarlo mediación en cualquier caso, ya que esto nos ha estado continuamente limitando, y haciendo que los mediadores, lo lleven a su terreno, cuando las prácticas o metodologías requieren de otras herramientas que no siempre son las de la mediación. Sin duda, debería llamarse, como ya lo hacen en México, reunión víctima-infractor. Este si es el enfoque restaurativo, una reunión para generar diálogo y hablar sobre el daño, la responsabilidad del infractor y como abordar las necesidades de los afectados. No hay una imparcialidad como en mediación sino que aunque se trata a todos por igual, debe hablarse de la responsabilidad por el daño, no hay un equilibrio como en mediación.

viernes, 28 de abril de 2017

Sobre la asunción de responsabilidad del victimario

En muchas legislaciones, se habla como requisito para que el infractor participe en un proceso restaurativo, que haya reconocido el daño causado o su participación en el delito. Me resulta complicado que de primeras, todos vayan a reconocerlo, es más creo que esta es la labor del facilitador, en las reuniones individuales, preparar al victimario para su asunción de responsabilidad y la posible reunión con la víctima. 
Pero es que además, en ocasiones, cometemos el error de juzgar a los infractores que no reconocen el delito cometido, en un primer momento. No nos paramos a pensar que muchas veces no lo reconocen por motivos como:

  • el temor al castigo 
  • la pérdida de autoestima, que les genera reconocer que han causado un daño, sobre todo si es un delito que genera alarma social
De ahí, que la labor del facilitador sea trabajar con este víctimario, igual que se hace como la víctima, para lograr esta responsabilización y su disposición a reconocer que el daño no simplemente pasó, sino que él/ella provocó que pasara.



jueves, 27 de abril de 2017

Justicia Restaurativa: una reflexión sobre la radicalización en este ámbito


Vivimos en un mundo muy radicalizado, y la justicia restaurativa no es ajena, acabo de ver como en un foro me ponían en duda que Howard Zehr fuera el abuelo de la Justicia Restaurativa. Terrible....¿no decían los clásicos que en el medio está la virtud?. En su defensa diré ,que era un foro de abolicionistas pero creo arriesgado afirmar y relacionar Justicia Restaurativa y abolicionismo. No nos juzguen a los que creemos que se puede mejorar el sistema, con la justicia restaurativa. No ser abolicionista, no implica no creer en la Justicia Restaurativa. Es más, para los que niegan esto, les diré que la primera práctica restaurativa fue dentro del sistema penal y por la persona que lo inició, antes de que se diera el nombre que tiene ahora, Howard Zehr. No quiero radicales de ningun tipo cerca.

Justicia Restaurativa no es mediación

Esto es lo que ocurre en España, de forma muy habitual: "Jornadas de mediación intrajudicial Justicia Restaurativa", un título totalmente incongruente, puesto que mediación no es justicia restaurativa. Sin embargo, uno piensa, igual las charlas hablan de justicia restaurativa, pues no, no es así, y  lo más común y lo normal es que se hable de mediación en diversos ámbitos como el policial, penitenciario etc pero insisto, flaco favor nos hacen relacionando la justicia restaurativa con la mediación y menos aun, con la mediación intrajudicial. Claro, que lo promueva una juez, indica la necesidad imperiosa de poner el apellido intrajudicial a la mediación. Pero  lo peor, no es  llamarlo jornadas de justicia restaurativa y hablar solo de mediación, lo peor es que encima se hablará del perdón, con lo que mucha gente se va a quedar con la idea de que la Justicia Restaurativa tiene como objetivo el perdonar, y no, es una consecuencia que puede darse y de hecho se da durante el proceso restaurativo, pero nada tiene que ver con el perdón.
Con este tipo de jornadas, no me extraña que nuestro Ministro de Justicia, a pesar de saber que la Justicia Restaurativa está regulada en nuestro derecho, no haga más que hablar de mediación como alternativa y para delitos leves.  Y digo yo ¿no sería mejor haberlas llamado Jornadas de mediación intrajudicial? ¿Claro igual es que ya no "vende" tanto?
Cada pasito que damos adelante, nos frena este tipo de eventos,  que no hace sino confundir a los participantes y lo que es peor a jueces, fiscales y legisladores.

¿Prácticas Restaurativas o Justicia Restaurativa?

A nadie escapa que este blog está más orientado a la Justicia Restaurativa en el ámbito penal, puesto que mi experiencia, mis mayores conocimientos y logros están en este ámbito, es cierto que he tocado otras áreas que conozco y que considero esenciales, como el escolar, por el carácter preventivo que en este ámbito tiene la justicia restaurativa y su efecto educativo para unos futuros adultos que sabrán y tendrán en cuenta la justicia restaurativa, no como la otra justicia, sino como la verdadera justicia.Dicho esto, todo el mundo sabe que estoy a favor de la Justicia Restaurativa en todos los ámbitos, lo de prácticas se me antoja corto, para las expectativas que se quieren conseguir con esta Justicia, ya sea el ámbito penal u otros como el educativo. Según los diccionarios, práctica es la habilidad o experiencia que se consigue o se adquiere con la realización continuada de una actividad. Encuentro que hablar de prácticas restaurativas  es la habilidad o la capacidad de mostrar o poner en funcionamiento los principios y los valores de la Justicia Restaurativa. Es decir para mi práctica restaurativa requiere que hablemos de algo como referencia y en este caso es la Justicia Restaurativa. No son excluyentes, sin embargo creo que las prácticas restaurativas están dentro de lo que llamamos justicia restaurativa. 

miércoles, 26 de abril de 2017

Los facilitadores deben conocer la dinámica del trauma

Los facilitadores de Justicia Restaurativa deben conocer como funciona el trauma y cómo afrontarlo (Elaine Barge Zook) . La Justicia Restaurativa conlleva ciertos procesos en los que se favorece la reconexión: se crean espacios para generar empatía, y contar la historia de cada persona (algo importante para superar el trauma). Por eso, la Justicia Restaurativa se rebela como una herramienta importante, en el proceso de curación. La curación comienza con un proceso que provee seguridad, conocimiento (de nuestra propia historia y la de las otras personas) y reconexión ( a través de la transformación de los conflictos subyacentes, de las emociones negativas por otras positivas y el sentimiento de que se ha hecho justicia).Con esto a nadie le queda dudas, de que las variables en el proceso de sanación del trauma, son proporcionadas por los procesos restaurativos (las víctimas recuperan su sentimiento de seguridad y confianza en el ser humano, sienten que se ha hecho, verdadera justicia, y sobre todo tienen la oportunidad de contar su historia, cómo el delito ha impactado en su vida).

Esto es el empoderamiento: cuando las personas comienzan a contar la historia vivida, la asumen, reflexionan, y encuentran sentido y significado a lo que han pasado, pueden continuar con su vida. (Marta Cabrera).  Para esto, es necesario sientan respeto y vean responsabilización del infractor. Por supuesto, no es necesario contar toda la historia, sino que basta con reflexionar sobre ello. 

martes, 25 de abril de 2017

Algunas pautas para abordar la violencia de género a través de la Justicia Restaurativa

Se ha discutido mucho al menos en España, la posibilidad de utilizar herramientas de la Justicia Restaurativa para casos de violencia de género, el problema es que hablan de mediación pero lo que si se podría utilizar es mediación penal u otras herramientas restaurativas más inclusivas, de esto ya he hablado pero sin duda, en otro momento, volveré a establecer las diferencias al menos para aplicarse en estos delitos que tanta alarma social crean.Creo que la Justicia Restaurativa puede, sin lugar a dudas, ayudar a gestionar estos delitos de una manera más eficaz, si embargo, hay veces que oigo hablar a personas de esto pero veo que se pierden siempre en el discurso de la mediación, sin tener en cuenta que justicia restaurativa no es mediación. Pero también es cierto que igual que en otros delitos de más gravedad habrá que tener en cuenta una serie de elementos para trabajar con ellos durante las reuniones individuales y en las conjuntas, según Howard Zehr al menos son los siguientes:
Tenemos que reconocer, sacar a la luz y romper los estereotipos que tienen los infractores acerca de los delitos.  La Justicia tradicional en todo caso lo que hace es fomentar y promover estos estereotipos.

lunes, 24 de abril de 2017

Revolución Restaurativa

Quiero comenzar diciendo que soy mediadora pero también soy facilitadora de procesos restaurativos, lo cual y aunque en España parezca lo mismo y se confunda, no lo es.
Y por eso, hoy siento comenzar diciendo que el gran mal de la Justicia Restaurativa es la mediación, o más bien aquellos que no ven más allá de la mediación. La Justicia Restaurativa en el ámbito penal, puede concebirse como una teoría jurídico filosófica o paradigma de justicia, que se centra en que el delito produce daños y quién debe hacer frente a estos daños, dando la participación de los directamente afectados. Existen muchas metodologías o herramientas para poner en práctica esta Justicia, sin embargo, las más conocidas son las conferencias, círculos (estas dos tienen distintos nombres, dependiendo el lugar) y la reunión víctima-infractor. He hablado de reunión víctima-infractor porque es como se debió llamar desde siempre, esta forma de poner en práctica la Justicia Restaurativa. Sin embargo, el problema ha surgido porque en algunos países se comenzó a llamar mediación penal, y este nombre ha desvirtuado por completo, lo que es la Justicia Restaurativa. 

Delitos, víctimas, medios de comunicación y Justicia

Cada vez que un delito serio ocurre, especialmente si es cometido por menores, la prensa automáticamente utiliza la desgracia del suceso como mecanismo para obtener publicidad, los familiares ( víctimas de tal atroz suceso) claman por penas más duras y como si esto fuera lógico acaban el silogismo, haciendo ver que no existe justicia sino se imponen castigos ejemplarizantes... Probablemente esto es porque nos gusta el "morbo" y esta clase de programas que desgranan hasta el ultimo de los siniestros detalles del crimen y de la personalidad del delincuente, venden y generan audiencia. Sin embargo poco o nada se dice de las víctimas, a no ser que sea algo como que han hundido su vida, no van a poder recuperarse y si lo hacen tardarán años. Supongo que no se pararan a pensar el efecto dañino que estos comentarios puede hacer a una víctima que por casualidad, pueda  estar viendo el programa. ¿Por qué? Porque el desequilibrio que por si produce sufrir un delito, se ve agravado con introducir en la víctima pensamientos en los que  ve que el delincuente ha ganado, porque sigue dominando su vida y lo hará durante mucho tiempo. 
Si se piensa esto, estamos transmitiendo a la víctima que no se va a poder "curar" y que no va poder reinsertarse de nuevo en la sociedad y reconectar con su entorno, parece que las condenamos a vivir aisladas y no poder volver a confiar en el ser humano. 

domingo, 23 de abril de 2017

"No existe delito que no tenga un precedente"

"No existe delito que no tenga un precedente" Séneca.

Para abordar el delito (conflicto) de una manera eficaz, es necesario, sin justificarlo acudir a la génesis, el por qué del delito (conflicto) , a su vez esta pregunta puede ser también sanadora para las víctimas. Así ponen rostro e historia a la persona que causó el daño . Justicia restaurativa también trata de todo esto. Y como podemos ver esta forma de abordar la Justicia con mayúsculas está en el origen mismo de nuestra esencia como seres humanos y los clásicos ya lo supieron ver.