miércoles, 24 de mayo de 2017

Más sobre Justicia Restaurativa

Como una imagen vale más que mil palabras, os dejo este gráfico con algunas reflexiones más sobre Justicia Restaurativa, y lo que implica por un lado en el ámbito penal y en por otro, de forma general.

Justicia, retribución y sanación

El propósito de la reflexión de hoy, es hablar de toda clase de víctimas, de todos los seres humanos que han sufrido un daño que según el estado es un delito y por eso, está sancionado por la ley.Cuando  oigo que las “víctimas quieren que se haga justicia”, no puedo dejar de preguntarme varias cosas: ¿por qué parece que castigo, se equipara a hacer justicia?, ambos términos se utilizan de forma intercambiable, muy a menudo, de ahí que cuando se “clama por más justicia”, muchas personas, yo diría la mayoría lo que hace es reclamar más castigo y penas más duras. Es más parece que “justicia” se utiliza eufemísticamente, para referirnos a castigo. Si esto es así: ¿Qué pasa con aquellas personas que han sufrido un delito, pero el delincuente no ha sido capturado o no está identificado?¿Debemos pensar que puesto que no se puede castigar a nadie, no se puede hacer justicia? Esto no debería ser así, ya que no solo sería injusto valga la redundancia, sino que estaríamos abandonando a su suerte a personas que necesitan nuestra ayuda. Si nos centramos exclusivamente en que la justicia está para castigar al infractor, como ocurre generalmente con el sistema tradicional de justicia penal, estamos cubriendo solamente las expectativas de algunas víctimas y de alguna clase de delitos. Pero para otras víctimas, bien porque el delincuente no ha sido capturado, bien porque es desconocido o simplemente porque para superar el delito tienen otras necesidades, hacer justicia significa algo más. 

martes, 23 de mayo de 2017

Algunas pensamientos en torno a qué es Justicia Restaurativa


Siempre recomendaré leer a Howard Zehr, para todo el que quiera acercarse a qué es la Justicia Restaurativa, o más bien hacerse una primera idea del alcance de esta Justicia

Urgente: si hablas de Justicia Restaurativa, es conveniente saber qué es

Justicia Restaurativa no es mediación, no lo digo yo, lo dice el "abuelo de la Justicia Restaurativa" y sin embargo, es terrible ver cómo mediadores, sin formación alguna en Justicia Restaurativa, tratan de pasarse al campo que está de moda, la Justicia Restaurativa. 
Si eres mediadora, no sabes de Justicia Restaurativa, y te preguntan qué es esta Justicia; normal que pase lo que pasa, que se conteste (sacado de una entrevista a una mediadora) "la mediación se puede dar en muchos ámbitos y uno de ellos es la penal". Luego por supuesto, que ha oído campanas y habla de justicia restaurativa, y retributiva, del que la hace la paga etc....pero no se puede definir justicia restaurativa como mediación, y no se puede dar ejemplo, de algo de lo que no se sabe. 
Realmente, es un problema que a la reunión víctima -infractor, se la haya llamado mediación penal, puesto que lo que ha ocurrido es que se han acabado confundiendo conceptos y trasmitiendo ideas erróneas.  Se podría dar alguna definición de Justicia Restaurativa, o lo que es mejor hablar de principios y valores, o definirla por sus características básicas pero comenzar hablando de mediación, es no sólo terrible sino un perjuicio para los que día tras día, intentamos transmitir qué es.  Esto todavía, causa más pavor, si se hace en una entrevista y con ocasión de un congreso que organizan profesores de Universidades, abanderados de la mediación, que no de la Justicia Restaurativa, qué gran refrán es el que dice zapatero a tus zapatos.
Esto se soluciona leyendo a Howard Zehr, al menos para que no te pongan en un apuro preguntándote que es Justicia Restaurativa, pero el problema ya lo aventuró el maestro Zehr, qué complicado es transmitir la Justicia Restaurativa a un mediador....CAMBIO DE LENTES

La Justicia Restaurativa nos ayuda a "reconocernos" los unos en los otros

Siempre he pensado que el cine es una fuente de cultura y aprecio que sirve para mostrar valores y enseñanzas, que muchas veces de otra forma, no somos capaces de comprender, y así, ha sido cuando hace unos meses vi,  la película de dibujos animados: "como entrenar a tu dragón".
Es curioso como lo que nos cuesta ver en la vida real, no es tan difícil de comprender cuando nos metemos en una película, máxime si es de dibujos animados. Está película empieza con la lucha que tienen los habitantes de una aldea contra los dragones, los dragones son malos y según los habitantes de la aldea, hay que matarlos.Pues bien, en el momento en el que el protagonista tiene la oportunidad de matar a un dragón que ha cazado, no puede y lo libera. Desde ese momento, se da cuenta que los dragones, no son tan malvados como ellos pensaban y que podrían convivir sin problemas. Pasan más cosas en la película, pero en lo que toca al tema de justicia restaurativa, es suficiente, agregaré lo que dice el protagonista, cuando le preguntan por qué no pudo matar al dragón. El chico dice que no pudo porque vio que tenía tanto miedo como él, y cuando fue a hacerlo, se vio reflejado en él. Muchas veces he dicho que los procesos restaurativos ayudan a las personas a reconectar con su humanidad perdida u olvidada. 

lunes, 22 de mayo de 2017

Otra definición de Justicia Restaurativa

"La Justicia Restaurativa es un enfoque inclusivo sobre cómo abordar el daño o el riesgo de daño mediante la participación de todos los afectados, para  a un entendimiento común y un acuerdo sobre cómo se pueden reparar el daño, mantener las relaciones  y la lograr así que se haga justicia". Esta es una nueva definición que se ha establecido en el Foro Europeo de Justicia Restaurativa,  de ella, hay cosas que me gustan y otras que no tanto. Por un lado, me parece interesante que se defina como enfoque, igual que las Naciones Unidas, lo hace como respuesta. Esto lo que hace es respetar esta amplitud de la Justicia Restaurativa, y hacernos ver que no se reduce a procesos o metodologías concretas. Esto es muy común, obsesionarnos con las metodologías, últimamente parece que en España, se abandona la mediación y ahora las personas se obsesionan con los círculos. La Justicia Restaurativa no es un proceso concreto.
Por otro lado, creo que el objetivo, no es lograr mantener las relaciones, al menos de las partes directamente afectadas, puede que se logre, pero en otros casos no será así. Si acaso, el objetivo es mantener el status quo en la comunidad, que la sociedad no vea desquebrajados sus lazos por el delito. Que las partes mantengan o no su relación, depende de si existía una relación previa, o no , y sobre todo es algo, igual que el perdón que depende de cada persona.
Eso, si con la Justicia Restaurativa, se hace una verdadera justicia.

Procesos Restaurativos cuando no hay una víctima concreta y determinada

Es común pensar que la Justicia Restaurativa se reduce a mediación víctima-infractor, o mejor, reunión víctima-infractor, limitando de esta forma los beneficios y las posibilidades de esta justicia. ¿Esto qué implica? pues que muchas personas piensen que no es posible realizar procesos restaurativos, en multitud de casos por ejemplo, si el infractor no está identificado, o si la víctima no quiere participar directamente. Sabemos que vivimos en un mundo que es imperfecto y que puede ocurrir pero también será nuestra obligación, gestionar el caso de la mejor forma posible, si no fuera totalmente, al menos parcialmente con un enfoque restaurativo si víctima o infractor así lo requieren. Otro ejemplo de esto, son los delitos de peligro, porque en estos casos no hay una víctima concreta y determinada, además al guiarse por un sentido de la reparación exclusivamente material y mercantilista especifican que no cabría ninguna posible reparación del daño. Pero partiendo de que hay muchas metodologías para aplicar la Justicia Restaurativa aunque la mediación penal no sea la mas adecuada, existen otras como los círculos o las conferencias, en los que participan los indirectamente afectados por el delito como por ejemplo, los miembros de la comunidad, que sufren con las consecuencias del delito y con la inseguridad de sentirse potenciales y futuros víctimas de otros posibles delitos cometidos por este infractor. 

sábado, 20 de mayo de 2017

No necesitamos una ley de mediación penal, necesitamos regular más la Justicia Restaurativa

Si estoy convencida de que la Justicia Restaurativa, es una Justicia más humana y justa es sin duda, porque atiende mejor las necesidades de las víctimas. ¿Por qué? Cuando las víctimas sufren un delito, se genera en ellas un trauma que en mayor o menor medida, va a estar presente en su vida. Obviamente este trauma no es igual en todas las víctimas, ya que cada persona es diferente y el delito nos afecta de manera distinta. No obstante,  con este trauma, la principal necesidad de la víctima es sentir que se ha hecho justicia. El problema es que durante los primeros momentos, la víctima puede estar confusa y de hecho, es normal confundir justicia con deseos de venganza. Aquí es donde la Justicia tradicional no ayuda mucho a la víctima, para discernir sus verdaderos deseos, para lograr una justicia que sane, será necesario que la víctima pase de estos sentimientos negativos y destructivos, por otros más positivos que la ayuden en su camino hacia la curación. Por eso, la Justicia Restaurativa es una buena forma de abordar el delito porque atiende las necesidades reales de la víctima y evita que así sean revictimizadas.

viernes, 19 de mayo de 2017

Es necesario ser éticos en nuestro actuar en los procesos restaurativos

Me gustaría hablar que siempre se hace el bien con la Justicia Restaurativa, y en principio es así, pero ojo, mucho cuidado, tenemos que ser éticos en nuestra forma de actuar, sino finalmente podemos perjudicar a las víctimas.
¿Les parece que sería ético, que uno de los promotores y activos participantes en encuentros restaurativos, sea también abogado de los mismos infractores?.
Por supuesto, que no resultaría  ético, y echaría por la borda, algunos principios básicos de esta Justicia, que no olvidemos, surgió por y para las víctimas. Esto ocurrió, en los encuentros de la vía nanclares, entre víctimas y terroristas. Queda bonito decir, lo maravilloso que fue, y puede que para muchas víctimas, si, pero también es nuestra responsabilidad, hacernos eco, de los errores para no repetirlos. 

Soy defensora de la Justicia Restaurativa en toda clase de delitos, pero bien hecha, ni perjudicando a las víctimas, ni haciendo uso de esta Justicia para que se convierta en una suerte de puerta giratoria, para que los infractores, con pedir perdón, puedan eludir la acción de la justicia. Es que precisamente, el objetivo de la Justicia Restaurativa es doble, conseguir la mejor atención a las víctimas, incluyendo su reparación tanto material como moral,( mucho más necesaria), y la de ayudar al infractor a responsabilizarse por los daños cometidos. Si una de las dos premisas falla, algo mal estamos haciendo.

Tampoco creo que sea la mejor forma de actuar, comentar a una víctima que el infractor, es una bella persona, tenemos que ser imparciales, pero es que además en Justicia Restaurativa, debemos tener una parcialidad equilibrada, (Gustafson), lo que implica que aunque tratamos a las dos partes por igual, no debemos olvidar el daño, el elemento justicia y la asunción de responsabilidad que debe darse en el infractor.
Por eso, siento decirlo, no es oro todo lo que reluce, toca aprender de los errores para no repetirlos. Y precisamente hace una semana, hablaba con nuestro futuro delegado de la Sociedad Científica de Justicia Restaurativa,  en Brasil, sobre su código ético, qué necesario empieza a ser tenerlo acá, solo así evitaremos, dañar a las personas que debemos ayudar.

¿Es posible la Justicia Restaurativa en todos los casos?

Solemos tener tendencia a uniformizar y establecer mecanismos, casi matemáticos por los cuales el infractor es un ser “sin escrúpulos”, que ha delinquido con conciencia y voluntad y la víctima es un ser indefenso cuya vida (si es un delito con resultado de muerte) no ha sido valorada por el delincuente. Esto nos ayuda a hacer frente al delito de una forma racional y así poder hacer más fácil la respuesta, a por qué el crimen y el necesario castigo al infractor.Y también es lo que hace la Justicia penal tradicional, uniformiza y trata todos los casos por igual, sin tener en cuenta las circunstancias personales de las partes y el por qué y cómo se produjo el delito. Parte de la dimensión estrictamente pública del crimen; se ha violado una norma establecida por el estado y esto hace que se inicie el proceso judicial penal para castigar al infractor que ha infringido esta norma. Trata así, de manera igual todos los casos y según lo establecido de forma tasada en las leyes.Sin embargo, la realidad supera lo establecido en normas y leyes, detrás del delito hay personas, seres humanos que por determinadas circunstancias pueden llegar a convertirse en víctimas, infractores o ambas cosas a la vez. El delito no es solo una acción u omisión descrita en los códigos como contrarias a las leyes, el crimen afecta a las personas, a las relaciones entre los miembros de la comunidad y resquebraja los lazos sociales del grupo.

jueves, 18 de mayo de 2017

Los daños morales tras el delito, y cómo la Justicia Restaurativa los aborda

Cuando pensamos en el daño causado a las víctimas, especialmente si lo son de delitos graves, solemos ver los daños materiales, y es que jurídicamente los daños se valoran y se intentan reparar a través de su cuantificación, en dinero. Y por eso, algunos siempre suelen decir pero un delito grave por ejemplo con resultado de muerte no puede repararse, y así piensan que solo sería bueno los procesos restaurativos para delitos muy leves Sin embargo, no se dan cuenta que si en delitos leves es bueno para las víctimas con más razón para las de los graves, además del daño material, y en delitos muy graves la pérdida de un ser querido, hay una serie de daños morales y psicológicos que en ocasiones, como no se pueden tasar quedan sin repararse o al menos, sin la debida ayuda para mitigar sus efectos. ¿A qué me estoy refiriendo? Pues cuando se sufre un delito, todo sobre lo que se había construido una vida más o menos feliz se quiebra, la víctima pasa por una crisis acerca de la concepción del mundo. Solemos pensar que si somos buenos, nada malo nos va a pasar, pero al sufrir el delito esto cambia radicalmente, y hace que las víctimas se pregunten ¿por qué a mi? ¿por qué si soy buena me pasan cosas malas? ¿será que el mundo es un lugar peligroso ? ¿ya no me puedo fiar de la gente de mi alrededor?.Esta crisis acerca de cómo concebimos el mundo y sobre la desconfianza en nuestros semejantes, es un daño psicológico grande, que impide a muchas víctimas dar los primeros pasos hacia su curación. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

"Las personas son algo más de lo que hicieron en el pasado"

Hace tiempo, escuché decir a una víctima de un delito grave: "las personas son algo más que aquello que hicieron mal en el pasado". Y como veis, lo decía una víctima, nos parece que son muy punitivas que quieren siempre venganza, pero no es así, ni mucho menos, en muchas ocasiones, he comentado que somos los que nunca hemos sido víctimas, los que somos mucho más punitivas. Las víctimas lo que necesitan es sentir que se hace justicia, y para muchas de ellas justicia implica, que alguien se responsabiliza del daño que han sufrido. Los procesos restaurativos precisamente fomentan que el infractor se responsabilice y favorecen una humanización de las personas que hay detrás del rol de infractor y de víctima. Ya no son solo el infractor que no se va a reinsertar y la víctima que no sabe lo que quieres y es totalmente vulnerable. Esto para mí es un punto de partida de la Justicia Restaurativa, la eliminación de ideas preconcebidas, las "etiquetas" no son válidas para esta Justicia. El infractor no es siempre y en todo caso un ser "malvado" y sin conciencia por lo que puede que quiera cambiar y el estigma de infractor por lo tanto, debe ser temporal. De la misma manera, la víctima no debe sentirse así de por vida, esto impedirá su curación y hará imposible que tenga una vida más o menos normal, no olvidando el delito, pero si incorporando la experiencia del delito como un pasaje más de su vida.

martes, 16 de mayo de 2017

Algunos aspectos esenciales para entender la Justicia Restaurativa

Hoy quiero recordar unos puntos claves de la Justicia Restaurativa y que van a servir para evaluar en qué medida nuestra actividad es totalmente restaurativa o solo parcialmente:

1- Daño causado y las necesidades que genera este daño

2- Obligaciones, especialmente la de reparar o compensar este daño

3- Participación de todos los directa e indirectamente implicados. A estos tres, avalados por Howard Zehr, añadiría:
4- Reintegración de la víctima e infractor

5- Y derivado de la participación: buscar el esfuerzo cooperativo de la comunidad y el estado.

lunes, 15 de mayo de 2017

Para la revolucion restaurativa: justicia restaurativa como derecho universal de todas las víctimas

Es muy curioso ver como todos partimos de ciertas ideas preconcebidas con respecto a casi todo, pero en el tema de Justicia es mucho más evidente. Cuando hablo de Justicia Restaurativa, mucha gente automáticamente lo ve bien,  pero para determinados delitos, en otros siempre piensan, que no serían aconsejables, porque no sería bueno para la víctima, obviamente esto ocurre porque también tenemos ideas preconcebidas sobre víctimas desvalidas, casi incapaces que necesitan protección y ser ayudadas a "manejar su vida". Esta idea es normal pero debemos desterrarla, es necesario pensar que nadie mejor que las víctimas para saber lo que necesitan. Si preguntamos como son las víctimas, suelen salir a la luz palabras como vulnerables, traumatizadas, necesitadas....puede que sea cierto, pero esto no las hace incapaces, ni las inhabilita para tomar sus propias decisiones, sino todo lo contrario, lo que más necesitan es sentirse empoderadas para poder retomar el control de su vida. Cuando vuelvo la vista atrás, me doy cuenta que esto también me ocurría a mi en los inicios. . Cuando hace más de diez años, me adentré en la Justicia Restaurativa y sus muchos beneficios pensaba que esta justicia no se podría aplicar o al menos que no era aconsejable en delitos muy graves. Creo que veía la justicia restaurativa desde mi punto de vista de no víctima, ajena al dolor que supone sufrir un delito. Con el paso del tiempo, he ido aprendiendo a ponerme en el lugar de los que sufren, y mi posición ha cambiado, ¿quienes somos nosotros para negar a una víctima que desee tomar parte en un proceso restaurativo, esta posibilidad?

domingo, 14 de mayo de 2017

Algunos sentimientos tras el delito, y qué necesidades llevan aparejadas

Tal y como dice Howard Zehr, el delito o conflicto, genera daños, los daños hacen que las personas necesiten ciertas cosas para recuperarse y lo lógico, es que se ocupen de atender estas necesidades, los que causaron el daño.
A continuación en este cuadro, expondré algunas de las necesidades que desde un punto de vista práctico, he visto que tienen las víctimas, y que como no puede ser de otra forma, porque somos seres emocionales, parten de sentimientos que se generan tras sufrir el delito. La Justicia Restaurativa atiende mejor estas necesidades y ayuda a canalizar los sentimientos negativos, por otros, más positivos.




sábado, 13 de mayo de 2017

Se sigue sin saber, qué es Justicia Restaurativa, o al menos qué no es

Tras directiva 2012/29/ UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2012, muchos pensamos, a pesar de las carencias de esta norma en cuanto a Justicia Restaurativa, que habíamos dado un gran paso. ¿Carencias? Porque no incluye el derecho a acceder a la Justicia Restaurativa como un derecho de todas las víctimas, es cierto que aunque no lo dice literalmente, indirectamente se puede decir que según la directiva todas las víctimas tienen derecho a ser informadas de los Servicios de Justicia Restaurativa existentes, aunque no es lo mismo, realmente la directiva tiene en cuenta la Justicia Restaurativa. Y ¿por qué vimos que habíamos dado un gran paso? Porque se superó la referencia en exclusiva a la mediación penal y por fin, se habla de Justicia Restaurativa. Esto sin duda, es un gran avance ya que nos permite aplicar esta Justicia en toda su extensión, sin limitarnos de forma exclusiva a una única metodología que aunque es la más conocida, la mediación penal, también es cierto que es la menos restaurativa, ya que se deja fuera a otros afectados por el delito como la comunidad.

viernes, 12 de mayo de 2017

¿Qué implica un proceso restaurativo como las conferencias o juntas?

Los procesos restaurativos como las conferencias (juntas restaurativas, en algunos lugares) se centran más en la historia que en el argumento. Y como ya he dicho en alguna ocasión, los facilitadores ayudan a contar la historia. Las preguntas que solo se pueden hacer en un proceso restaurativo como las conferencias, son las que motivan a las personas. (las víctimas saben que tienen preguntas que solo el infractor puede responder o ayudarlas a darlas respuesta).


¿Se puede considerar la Justicia Restaurativa como utópica?

Muchos opinan que esto de la Justicia Restaurativa es una utopía, piensan que el ser humano es vengativo y retributivo por naturaleza, por tanto ven esta Justicia antinatural. Probablemente esto viene corroborado por la cultura de más castigo, que nos invade en los medios de comunicación en general, de ahí que parezca que las víctimas y los ciudadanos en general, son muy punitivos. Y no es que las víctimas sean más punitivas, sino que es lo único que la justicia las ofrece, para sentir que se ha hecho justicia y por eso, se agarran a esta justicia del castigo, pensando que va a satisfacer sus necesidades. Sin embargo, la realidad es otra, como no sienten que realmente se haya hecho justicia, la ven lejana y alejada a sus verdaderas necesidades, al final, la condena y el castigo nunca las parecerá suficiente, y por eso, no se puede decir que seamos muy punitivos, simplemente requerimos una justicia que nos de el protagonismo que nos corresponde, máxime si hemos sufrido un delito y además necesitamos sentir que se nos escucha y repara de acuerdo a nuestras necesidades, no como dice la ley que debe ser. Esto implica que la reparación material para muchas no solo no será suficiente, sino que no será ni importante. Por todo esto,  la actual Justicia Punitiva o Retributiva es precisamente una justicia menos natural que la restaurativa, y está construida a base de construcciones doctrinales, leyes y una rígida solemnidad, que no deja espacio a la responsabilización, reparación y la curación de los afectados por el delito.

jueves, 11 de mayo de 2017

Intervención con las víctimas para valorar si es posible un proceso restaurativo

Cuando un Servicio de Justicia Restaurativa recibe a una víctima, necesita saber como debe enfocar este trato con ellas, y se debe actuar bajo tres principios, según mi criterio:

Interacción: las víctimas están en el peor momento, buscan credibilidad, autoridad (podemos hacer esto por ti...) confianza, (algo esencial). ¿Cómo construir confianza? Con empatía, lenguaje corporal, examinándose a uno mismo, para tener claro que los detalles no te impactarán demasiado...Empezarán a contar su historia, para ello es esencial un ambiente seguro, como el que se da en la Justicia Restaurativa

Valoración: en este caso según te van contando, uno se puede hacer idea de qué tan importante es el trauma y su situación emocional (si se encuentra preparados para un proceso restaurativo o no). Es momento de valorar también, quién la está apoyando, si su familia podrá participar en el proceso o no, quizá amigos.

Derivación: es importante y también es obligación de los facilitadores de la Justicia Restaurativa, derivar a otros profesionales si en la valoración hemos visto, que quizá la víctima todavía no está preparada para comenzar el proceso de Justicia Restaurativa.
De ahí, que los Servicios de Justicia Restaurativa debieran trabajar en coordinación con los demás destinados a ayudar a víctimas.

Es posible eliminar el estereotipo de infractor sin posibilidad de reinserción

Siempre he comentado que la Justicia Restaurativa surgió por y para las víctimas, para superar el olvido de la Justicia Penal tradicional y para devolverlas el protagonismo que las corresponde, en un hecho que las afecta tan directamente como es el delito. Cierto es que si el delito es una violación de las relaciones de las personas que causa daños, toma prioridad la atención a estos daños que sufren las personas afectadas: las víctimas. Sin embargo, también es cierto que suelo comentar que en un círculo de beneficios ayudando a las víctimas, se ayuda al infractor, pero quizá mi postura siempre ha tendido al apoyo de la víctima, sin duda esto no es malo pero no se puede olvidar al infractor. Porque el delito daña a la víctima, a la comunidad pero también afecta al infractor.Hace justo un año y medio, tuve  la oportunidad de visitar la cárcel de Palmasola y sin duda, sirvió para darme cuenta que la Justicia Restaurativa tiene que atender las necesidades del infractor para poder ayudarlo a reconectar con la comunidad. Esto no es justificar al infractor o minimizar el daño que ha causado con el delito, al contrario esto trata de atender sus necesidades como paso para recuperarlos como personas productivas.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Responsabilidad en la Justicia Restaurativa




La asunción de responsabilidad debe implicar el contexto,  que no es otra cosa que la comprensión de las cosas, en la perspectiva de otra persona. No se puede entender el daño que se ha causado, hasta entender el contexto. Esto es lo que permite al infractor, hacerse un mapa mental de donde se encuentra, este mapa mental comprende todos los aspectos emocionales sobre cómo se ha dañado a la otra persona, a la comunidad e incluso a sí mismos.
Como se puede ver en el gráfico, el contexto implica escuchar el impacto del delito o conflicto, ver la perspectiva de los demás sobre el daño que se ha sufrido. En definitiva, es la historia en torno a la historia.

¿Podemos decir que la Justicia Restaurativa mejora la salud física y psíquica del ciudadano?

La justicia restaurativa es una teoría para abordar el crimen que involucra a todas las partes afectadas (es decir, la víctima (s), delincuente, la comunidad) con el objetivo de facilitar la cicatrización o más bien sanación y tratar de reparar el daño causado por el delito.
Las investigaciones sobre la justicia restaurativa, han encontrado muchos beneficios positivos, como los altos niveles de satisfacción de los participantes, disminuyendo el miedo de las víctimas, y la reducción de la reincidencia de los delincuentes. La investigación también ha sugerido que los procesos de justicia restaurativa pueden tener un impacto positivo en el bienestar general de un participante.Los que nos dedicamos a la justicia restaurativa y aunque no tengamos formación en psicología, vemos que los participantes "se sienten mejor" después de un proceso de justicia restaurativa, pero ¿qué significa esto exactamente? A pesar de las referencias que se mejora el bienestar de los participantes, pocos estudios examinan específicamente el impacto de estos procesos en la salud psicológica y física de los participantes a través de indicadores específicos.

martes, 9 de mayo de 2017

¿Qué es Justicia Restaurativa? III

Creo que no sería descabellado hablar de Justicia Restaurativa, como ciencia social. Fijaros que digo social y no penal, porque precisamente, aunque empezó en el ámbito penal, ahora se ha visto sus beneficios en otras áreas de nuestra vida.
Tiene todos los requisitos, ya que:
Cuenta con una metodología científica depurada, para aplicarla existen diversas prácticas o metodologías; unas más conocidas con la mediación, conferencias o círculos e incluso no sería descabellado pensar en diseñar más prácticas restaurativas, respetando los principios y valores que la inspiran y que se podrían resumir, en el gráfico que os presento al final de este breve post.
Tiene un paradigma transicional bien definido, que  es "humanizar la justicia ” y fomentar la humanización de nuestra forma de relacionarnos
Cuenta una  "teoría jurídica filosófica" (empatía, Thomas Kuhn). Existen varias teorías la que más me gusta es la de Kuhn. El que hace algo mal, tiene el deber de hacer lo correcto, enmendar o compensar este daño, pero no por temor al castigo, sino porque se supone que se crea la empatía suficiente en esta persona, como para no querer volver a dañar a otro ser humano.


(material propiedad de Virginia Domingo)

El cómo y quién es importante para la Justicia Restaurativa

Como decía Howard Zehr, en el “Pequeño libro de la Justicia Restaurativa” es importante el cómo y el quién para la Justicia Restaurativa. 
Procesar el "cómo"
Nuestro sistema legal es un proceso adversarial dirigido por profesionales y gira en torno al infractor y al Estado como víctima,  en la que el juez es el que hace de árbitro. Los resultados son impuestos en base a la ley, por alguien ajeno al delito y al impacto real y emocional que ha tenido en los afectados. La Justicia restaurativa generalmente reconoce el papel del estado y del sistema pero enfatiza la importancia de la participación de los que tienen un interés directo, por resultar “tocados” por el delito
El cómo suele presentarse bajo la fórmula de un encuentro entre víctima y agresor, un conferencia de grupo familiar, un proceso de círculo etc.  Es una reunión que permite a las víctimas y los delincuentes  ponerse cara,  hacer preguntas a la otra directamente, y llegar a un consenso de cómo hacer lo correcto. Proporciona a las víctimas la oportunidad de decirle directamente al infractor, en qué medida el delito ha impactado en su vida. 

lunes, 8 de mayo de 2017

Justicia Restaurativa y transformadora, ¿es posible?

¿Es la justicia restaurativa suficientemente transformadora? En caso afirmativo, el término es "transformador" en lugar de  "restaurador"? ¿Son diferentes fenómenos o son lo mismo?Para algunos, la justicia restaurativa puede ser demasiado conservadora, tratando de reparar algo que es inalcanzable, indeseable o nunca existió. Al igual que el sistema de justicia penal, puede centrarse demasiado en poner una cura en las relaciones interpersonales, descuidando las causas subyacentes, tales como las injusticias estructurales.Otros han argumentado que la justicia restaurativa en efecto, trata de transformar las relaciones no saludables y no allana el camino para una transformación social más amplia. Kay Harris describe cuatro perspectivas diferentes sobre el debate si justicia restaurativa y transformadora son lo mismo:

1. La justicia restaurativa y transformadora son dos perspectivas muy diferentes.

2. Los procesos Restaurativos tienen como objetivo la transformación personal e interpersonal y puede abrir espacios para la transformación social.

3. La justicia restaurativa se cae en un continuo entre la justicia retributiva y transformadora.

4. La Justicia Restaurativa y la transformadora son realmente la misma cosa, bien entendida. La justicia restaurativa y transformadora tanto apuntan a nivel interpersonal, así como a la transformación social más grande.

sábado, 6 de mayo de 2017

Sobre la visión del delito, los infractores y el castigo

Cuando pensamos que un delincuente merece ir a prisión en nuestra mente concebimos este lugar como un sitio terrible, donde el hecho de ir allí es en sí mismo un castigo. Incluso por la mente de muchos de nosotros pasan imágenes como “mazmorra” para los delincuentes que más reproche y alarma social causan, en un intento por otro lado lógico y humano, de apaciguar o mitigar el dolor y la indignación que la delincuencia crea no solo en las víctimas sino también en la sociedad.Tampoco podemos negar que muchos pensamos ante delitos muy graves y terribles que estos criminales merecen la muerte y además si alguien hiciera algo malo a nuestros seres queridos ¿quién no ha pensado o ha dicho alguna vez que lo mataría con “mis propias manos”?. Pero está claro que si la vida nos pusiera en este dilema pocos nos atreveríamos a atravesar este umbral y ponernos al mismo nivel que los delincuentes. Estos sentimientos de ira, impunidad, de que sale “barato” delinquir es porque realmente no encontramos ninguna otra forma de canalizar estos sentimientos ni nadie nos ayuda a transformar los sentimientos negativos por otro lado normales en todos los seres humanos,  en otros constructivos y que sirvan para “curar” nuestra herida de la indignación  y la rabia
Sin embargo, hay algo que cuando hablamos de delincuentes y delitos nunca tenemos en cuenta. ¿Por qué siempre nos centramos en cuánto castigo merece el delincuente? Lo realmente importante son las personas que han sufrido el delito, las víctimas pero siempre nos olvidamos de ellas

viernes, 5 de mayo de 2017

¿Qué es Justicia Restaurativa? II

Ayer comentaba cual es para mi la mejor definición de Justicia Restaurativa y cómo en muchas ocasiones, se confunde justicia restaurativa con las diferentes metodologías restaurativas más conocidas, para aplicarla en la práctica. De esta forma, Justicia Restaurativa sería una forma de gestionar los delitos o conflictos, una filosofía o paradigma de justicia, que se nutre de una serie de valores y principios.  Todo esto empezó en el ámbito penal. Pero se ha visto que esta filosofía o teoría jurídico filosófico y sus diferentes valores y principios, puede aplicarse en otras áreas de nuestra vida.
 Para lograr una convivencia más pacífica, una sociedad más responsable y ciudadanos con mejores habilidades para gestionar sus problemas
Por eso, son muchos los que califican ya la Justicia Restaurativa como un movimiento social, y creo acertada esta visión porque con sus valores y principios, podemos lograr un mundo mejor, sé que suena utópico pero es posible, simplemente se trata de retomar aspectos básicos, como todo derecho lleva aparejado una responsabilidad, el que hace algo mal, tiene la obligación de hacer lo correcto y sobre todo a retomar el sentimiento de pertenencia la comunidad. Todos somos seres humanos y vivimos en comunidad y todos somos importantes. Por todo esto, no sería descabellado pensar en la Justicia Restaurativa como una forma de vida.



Sobre ética, justicia restaurativa e intrusismo profesional

Complicado para mi, establecer que es la ética dentro de la Justicia Restaurativa pero si me resulta fácil determinar, que quiero desarrollar mi trabajo como facilitadora de la mejor forma posible y para ello, es esencial hacer bien nuestra labor. Por eso, reconduzco el papel de la ética, a cómo lograr buenas prácticas en Justicia Restaurativa. Para esto, lo más importante es que nosotros mismos tengamos confianza en lo que hacemos, muchas veces, siento que actuamos con demasiadas reticencias como si nosotros mismos, no nos creyéramos que la justicia restaurativa puede ser muy útil, de hecho, debiera ser ofrecida de forma general en el ámbito penal,  y plantearse su inclusión en otros ámbitos como el educativo. La Justicia Restaurativa, no es la panacea pero si es una forma mucho más humana de abordar los conflictos y los delitos, y sobre todo de prevenir conductas violentas y de paso de educar  en valores, que hagan de nuestros niños y niñas, adultos restaurativos.
Una vez que nos hemos quitado nuestros propios temores y etiquetas, aprecio que necesitamos que nuestro trabajo empiece a reconocerse, es curioso como en muchas ocasiones, se organizan congresos, jornadas y otros eventos y los invitados son personas que poco saben de lo que es el trabajo diario en justicia restaurativa. Son teóricos, pueden ser excelentes en su trabajo pero muchas veces su visión teórica, forjada a través de libros, artículos y poco más, se aleja mucho de lo que es la realidad.

jueves, 4 de mayo de 2017

¿Qué es Justicia Restaurativa?

Hoy quiero comenzar, con una serie de posts durante estos días, abriendo un poco el horizonte,  hacia lo que podemos considerar que si es Justicia Restaurativa. Empiezo hoy con una definición de Justicia Restaurativa,  que es la que más me gusta, es de las Naciones Unidas, y creo que refleja realmente lo que es esta Justicia: una respuesta, una forma de abordar el delito o conflicto, es un continuo de respuestas ante las variadas necesidades y daños experimentados por víctimas, infractores y comunidad (las partes).

Ya en el ámbito penal la Justicia Restaurativa tiene que ver con atender las necesidades de las víctimas, enfrentar al infractor con lo que ha hecho, para ayudarlo a asumir su responsabilidad, y fomentar el diálogo participativo entre todos los "tocados" por el delito, incluyendo siempre que fuera posible a la comunidad.



Algunas consideraciones en torno a las buenas prácticas en Justicia Restaurativa

Algunas consideraciones importantes que creo que se deben tener en cuenta:
¿En qué consisten los procesos restaurativos?
Las prácticas o herramientas de Justicia Restaurativa, hacen hincapié en la reparación del daño causado a las víctimas y la comunidad por delitos. Estas herramientas de justicia restaurativa consisten en reuniones a las que asisten voluntariamente víctima, infractor y/u otros miembros de la comunidad, facilitadas por un tercero (mediador o facilitador) Al involucrar a las partes en el diálogo voluntario, las prácticas de justicia restaurativa proporcionan una oportunidad para que el delincuente acepte la responsabilidad por el daño causado a la víctima y la comunidad, promueven la cicatrización de las heridas de las víctimas, y que los participantes puedan ponerse de acuerdo sobre las consecuencias de reparar el daño, en la medida en que sea posible, incluyendo la reparación tanto material como moral, simbólica, psicológica y sobre todo emocional. Las prácticas de justicia restaurativa se pueden utilizar, como complemento a la sentencia en delitos graves o bien como alternativa posible en delitos más leves.

miércoles, 3 de mayo de 2017

¿Qué no es Justicia Restaurativa?

Soy consciente de que el nombre Justicia Restaurativa, está siendo un revulsivo estos últimos años, en contraposición con lo que pasaba cuando empecé,  por aquel entonces,  hablar de Justicia Restaurativa sonaba a chino. Sin embargo, y aunque soy partidaria de la flexibilidad de los procesos restaurativos, estamos asistiendo a situaciones en las que algo se califica de justicia restaurativa, cuando puede ser terapéutico, sanador, o incluso puede ser de gran ayuda para luego realizar un proceso restaurativo, pero en ningún caso es justicia restaurativa. Debemos abrir nuestra mente, a otros ciencias que nos pueden ayudar en nuestro camino restaurativo como la neurociencia, antropología, psicología...pero esto  no significa que el facilitador deba ser terapeuta, psicólogo o neurólogo...simplemente debemos trabajar en red con otros profesionales de estas áreas. También es cierto, que solemos confundir objetivos, beneficios de esta justicia e incluso procesos por eso, os dejo un breve resumen de qué no es justicia restaurativa ( Howard Zehr)


Sobre las víctimas, castigo y sus verdaderas necesidades tras el delito

Nunca es suficiente con castigar a los autores del delito, siempre hay que llegar al mismo tiempo a ayudar a las víctimas y estar con ellas, en sus momentos de mayor vulnerabilidad y necesidad para que puedan sacar fuerza de nuestra solidaridad, tanto en el aspecto práctico como emocional. Dicho esto así, puede sonar muy bonito pero poco práctico, por eso nos hemos empeñado una y otra vez en pensar que las víctimas lo único que desean es que el infractor sea castigado duramente, pensar así es mucho más fácil, pero sin duda, lo que produce es que todo se centre en un tira y afloja entre el infractor y el estado, en el que la víctima se halla en el medio pero como un instrumento para conseguir que el estado se salga con la suya y pueda castigar al infractor. Hacemos de la víctima un "cebo" para "dar su merecido" al infractor pero nos olvidamos que más allá de si el infractor es culpable o no, existe una persona que ha sufrido un daño y que necesita que la escuchen, la comprendan y la informen de todo lo que está pasando.Las víctimas suelen ser unánimes en su opinión de que la expectativa más importante que tienen de los profesionales judiciales, es la de ser tratadas con respeto. Su expectativa se manifiesta sobre todo en el deseo de sentir confianza con la información sobre el delito, el delincuente y acerca de las opciones que el tribunal considera para dar respuesta a su caso. 

martes, 2 de mayo de 2017

Sobre que implica el perdón en la Justicia Restaurativa

Cuando hablamos de Justicia Restaurativa y de perdón, debemos tener mucho cuidado. ¿Por qué? Porque en no pocas ocasiones, se ha relacionado la Justicia Restaurativa con el perdón, exigiendo casi como requisito que el infractor pida perdón y la víctima lo perdone. Esto no es así, el perdón no es un objetivo de la justicia restaurativa, si acaso, es una consecuencia beneficiosa.
El perdón es algo muy personal, depende de cada una de las partes que acuden al proceso restaurativo, lo que si es cierto, que frecuentemente el perdón surge espontáneamente tras un proceso restaurativo.
Pero en todo caso y para no pervertir los beneficios que la Justicia Restaurativa ofrece, perdón sería más que decir lo siento, porque decir lo siento es fácil e incluso se puede decir sin verdaderamente sentirlo. Por eso Perdón, implicaría: Lo siento (perdón), fue mi culpa (asumo la responsabilidad) y qué puedo hacer para compensar el daño (reparación o compensación del daño)

Algunos indicadores sobre lo que implica la Justicia Restaurativa

Si partimos de que la Justicia Restaurativa es mucho más que metodologías especificas y que es un conjunto de principios y valores que deben informar la justicia actual para hacerla más humana,  e incluso debe informar nuestra forma de vida, entonces hoy intentaré reflejar algunos indicadores de lo que conlleva esta Justicia Restaurativa:
Compromiso
Se trata de involucrar a los afectados incluyendo a la comunidad, (es decir, la víctima, la familia, el barrio, la escuela, infractor) en el proceso restaurativo de curación y reparación del daño.

Compromiso de la persona (s) dañada:
• Los estudios demuestran que los perjudicados tienen la oportunidad de opinar y dar forma razonablemente al resultado. (compromiso y reparación)

Compromiso de la persona (s) que han causado daño:
•Los estudios demuestran que el programa involucra activamente a los participantes en la comprensión de los daños, que no justificación y las necesidades relacionadas, así como sus ideas y aportes en la determinación del acuerdos / resultado.

lunes, 1 de mayo de 2017

La importancia de la comunidad para los procesos restaurativos

 Hoy quiero recordar el papel de la comunidad como víctima pero también como responsable del bienestar de sus miembros. Todos estamos conectados y un valor importante de esta justicia restaurativa,  es la relación  o cómo nos relacionamos,  con los demás miembros de la comunidad. Cada uno de nosotros somos piezas de un mecanismo o engranaje superior que es la comunidad y todos somos esenciales, para que esta comunidad funcione bien, y no se desquebrajen los lazos que nos unen.Cuando un delito se comete...dos piezas esenciales: infractor y víctima se separan de la comunidad y ésta empieza a resentirse y sentir que ha perdido dos piezas esenciales y que así no puede funcionar con normalidad. La sociedad sufre también el impacto del delito, dos miembros de ella, se han separado y han sido etiquetados como víctima e infractor, esto sin duda, repercute en el grupo,  que empieza a ver como las relaciones entre sus miembros se debilitan poco a poco. La Justicia Restaurativa tiene en cuenta a la comunidad como afectada indirecta de todos los delitos, así se puede abordar y gestionar el hecho delictivo y sus consecuencias de una manera más global y sanadora, fortaleciendo las relaciones de los miembros de la comunidad ( de estas piezas esenciales de las que hablaba, que conforman un engranaje superior que es la sociedad) para que cualquiera que se vea afectado por la comisión del delito pueda sentir que sus necesidades son atendidas. 

sábado, 29 de abril de 2017

El lenguaje neutral de la mediación no aplica a la Justicia Restaurativa ni sus diferentes herramientas

En alguna ocasión he hablado acerca de cómo algunos definen la mediación penal como un proceso en el que víctima en infractor resuelven el conflicto. Sin duda, esto llama la atención por su forma de minimizar el delito, para las víctimas que estén leyendo estas noticias puede surgir una duda, al usarse este lenguaje neutral y es si la Justicia Restaurativa y sus herramientas, lo que hacen es no dar importancia al delito que han sufrido y con ello al impacto que este delito ha tenido en sus vidas y en las personas de su entorno: los daños. Es más, yo diría que hasta para el infractor es conveniente hablar de delito, porque este hecho delictivo también genera daños en ellos y el más importante es que son estigmatizados como delincuentes en muchas ocasiones, sin posibilidad de reinserción. Cuando las personas hablan de conflicto y no delito, sin duda, debe ser porque su mentalidad de mediador no les deja ir un poco más allá y piensan que la mediación penal es una mediación como cualquier otra. Es más, estoy cada día más convencida, que fue un error llamarlo mediación en cualquier caso, ya que esto nos ha estado continuamente limitando, y haciendo que los mediadores, lo lleven a su terreno, cuando las prácticas o metodologías requieren de otras herramientas que no siempre son las de la mediación. Sin duda, debería llamarse, como ya lo hacen en México, reunión víctima-infractor. Este si es el enfoque restaurativo, una reunión para generar diálogo y hablar sobre el daño, la responsabilidad del infractor y como abordar las necesidades de los afectados. No hay una imparcialidad como en mediación sino que aunque se trata a todos por igual, debe hablarse de la responsabilidad por el daño, no hay un equilibrio como en mediación.

viernes, 28 de abril de 2017

Sobre la asunción de responsabilidad del victimario

En muchas legislaciones, se habla como requisito para que el infractor participe en un proceso restaurativo, que haya reconocido el daño causado o su participación en el delito. Me resulta complicado que de primeras, todos vayan a reconocerlo, es más creo que esta es la labor del facilitador, en las reuniones individuales, preparar al victimario para su asunción de responsabilidad y la posible reunión con la víctima. 
Pero es que además, en ocasiones, cometemos el error de juzgar a los infractores que no reconocen el delito cometido, en un primer momento. No nos paramos a pensar que muchas veces no lo reconocen por motivos como:

  • el temor al castigo 
  • la pérdida de autoestima, que les genera reconocer que han causado un daño, sobre todo si es un delito que genera alarma social
De ahí, que la labor del facilitador sea trabajar con este víctimario, igual que se hace como la víctima, para lograr esta responsabilización y su disposición a reconocer que el daño no simplemente pasó, sino que él/ella provocó que pasara.



jueves, 27 de abril de 2017

Justicia Restaurativa: una reflexión sobre la radicalización en este ámbito


Vivimos en un mundo muy radicalizado, y la justicia restaurativa no es ajena, acabo de ver como en un foro me ponían en duda que Howard Zehr fuera el abuelo de la Justicia Restaurativa. Terrible....¿no decían los clásicos que en el medio está la virtud?. En su defensa diré ,que era un foro de abolicionistas pero creo arriesgado afirmar y relacionar Justicia Restaurativa y abolicionismo. No nos juzguen a los que creemos que se puede mejorar el sistema, con la justicia restaurativa. No ser abolicionista, no implica no creer en la Justicia Restaurativa. Es más, para los que niegan esto, les diré que la primera práctica restaurativa fue dentro del sistema penal y por la persona que lo inició, antes de que se diera el nombre que tiene ahora, Howard Zehr. No quiero radicales de ningun tipo cerca.

Justicia Restaurativa no es mediación

Esto es lo que ocurre en España, de forma muy habitual: "Jornadas de mediación intrajudicial Justicia Restaurativa", un título totalmente incongruente, puesto que mediación no es justicia restaurativa. Sin embargo, uno piensa, igual las charlas hablan de justicia restaurativa, pues no, no es así, y  lo más común y lo normal es que se hable de mediación en diversos ámbitos como el policial, penitenciario etc pero insisto, flaco favor nos hacen relacionando la justicia restaurativa con la mediación y menos aun, con la mediación intrajudicial. Claro, que lo promueva una juez, indica la necesidad imperiosa de poner el apellido intrajudicial a la mediación. Pero  lo peor, no es  llamarlo jornadas de justicia restaurativa y hablar solo de mediación, lo peor es que encima se hablará del perdón, con lo que mucha gente se va a quedar con la idea de que la Justicia Restaurativa tiene como objetivo el perdonar, y no, es una consecuencia que puede darse y de hecho se da durante el proceso restaurativo, pero nada tiene que ver con el perdón.
Con este tipo de jornadas, no me extraña que nuestro Ministro de Justicia, a pesar de saber que la Justicia Restaurativa está regulada en nuestro derecho, no haga más que hablar de mediación como alternativa y para delitos leves.  Y digo yo ¿no sería mejor haberlas llamado Jornadas de mediación intrajudicial? ¿Claro igual es que ya no "vende" tanto?
Cada pasito que damos adelante, nos frena este tipo de eventos,  que no hace sino confundir a los participantes y lo que es peor a jueces, fiscales y legisladores.

¿Prácticas Restaurativas o Justicia Restaurativa?

A nadie escapa que este blog está más orientado a la Justicia Restaurativa en el ámbito penal, puesto que mi experiencia, mis mayores conocimientos y logros están en este ámbito, es cierto que he tocado otras áreas que conozco y que considero esenciales, como el escolar, por el carácter preventivo que en este ámbito tiene la justicia restaurativa y su efecto educativo para unos futuros adultos que sabrán y tendrán en cuenta la justicia restaurativa, no como la otra justicia, sino como la verdadera justicia.Dicho esto, todo el mundo sabe que estoy a favor de la Justicia Restaurativa en todos los ámbitos, lo de prácticas se me antoja corto, para las expectativas que se quieren conseguir con esta Justicia, ya sea el ámbito penal u otros como el educativo. Según los diccionarios, práctica es la habilidad o experiencia que se consigue o se adquiere con la realización continuada de una actividad. Encuentro que hablar de prácticas restaurativas  es la habilidad o la capacidad de mostrar o poner en funcionamiento los principios y los valores de la Justicia Restaurativa. Es decir para mi práctica restaurativa requiere que hablemos de algo como referencia y en este caso es la Justicia Restaurativa. No son excluyentes, sin embargo creo que las prácticas restaurativas están dentro de lo que llamamos justicia restaurativa. 

miércoles, 26 de abril de 2017

Los facilitadores deben conocer la dinámica del trauma

Los facilitadores de Justicia Restaurativa deben conocer como funciona el trauma y cómo afrontarlo (Elaine Barge Zook) . La Justicia Restaurativa conlleva ciertos procesos en los que se favorece la reconexión: se crean espacios para generar empatía, y contar la historia de cada persona (algo importante para superar el trauma). Por eso, la Justicia Restaurativa se rebela como una herramienta importante, en el proceso de curación. La curación comienza con un proceso que provee seguridad, conocimiento (de nuestra propia historia y la de las otras personas) y reconexión ( a través de la transformación de los conflictos subyacentes, de las emociones negativas por otras positivas y el sentimiento de que se ha hecho justicia).Con esto a nadie le queda dudas, de que las variables en el proceso de sanación del trauma, son proporcionadas por los procesos restaurativos (las víctimas recuperan su sentimiento de seguridad y confianza en el ser humano, sienten que se ha hecho, verdadera justicia, y sobre todo tienen la oportunidad de contar su historia, cómo el delito ha impactado en su vida).

Esto es el empoderamiento: cuando las personas comienzan a contar la historia vivida, la asumen, reflexionan, y encuentran sentido y significado a lo que han pasado, pueden continuar con su vida. (Marta Cabrera).  Para esto, es necesario sientan respeto y vean responsabilización del infractor. Por supuesto, no es necesario contar toda la historia, sino que basta con reflexionar sobre ello. 

martes, 25 de abril de 2017

Algunas pautas para abordar la violencia de género a través de la Justicia Restaurativa

Se ha discutido mucho al menos en España, la posibilidad de utilizar herramientas de la Justicia Restaurativa para casos de violencia de género, el problema es que hablan de mediación pero lo que si se podría utilizar es mediación penal u otras herramientas restaurativas más inclusivas, de esto ya he hablado pero sin duda, en otro momento, volveré a establecer las diferencias al menos para aplicarse en estos delitos que tanta alarma social crean.Creo que la Justicia Restaurativa puede, sin lugar a dudas, ayudar a gestionar estos delitos de una manera más eficaz, si embargo, hay veces que oigo hablar a personas de esto pero veo que se pierden siempre en el discurso de la mediación, sin tener en cuenta que justicia restaurativa no es mediación. Pero también es cierto que igual que en otros delitos de más gravedad habrá que tener en cuenta una serie de elementos para trabajar con ellos durante las reuniones individuales y en las conjuntas, según Howard Zehr al menos son los siguientes:
Tenemos que reconocer, sacar a la luz y romper los estereotipos que tienen los infractores acerca de los delitos.  La Justicia tradicional en todo caso lo que hace es fomentar y promover estos estereotipos.

lunes, 24 de abril de 2017

Revolución Restaurativa

Quiero comenzar diciendo que soy mediadora pero también soy facilitadora de procesos restaurativos, lo cual y aunque en España parezca lo mismo y se confunda, no lo es.
Y por eso, hoy siento comenzar diciendo que el gran mal de la Justicia Restaurativa es la mediación, o más bien aquellos que no ven más allá de la mediación. La Justicia Restaurativa en el ámbito penal, puede concebirse como una teoría jurídico filosófica o paradigma de justicia, que se centra en que el delito produce daños y quién debe hacer frente a estos daños, dando la participación de los directamente afectados. Existen muchas metodologías o herramientas para poner en práctica esta Justicia, sin embargo, las más conocidas son las conferencias, círculos (estas dos tienen distintos nombres, dependiendo el lugar) y la reunión víctima-infractor. He hablado de reunión víctima-infractor porque es como se debió llamar desde siempre, esta forma de poner en práctica la Justicia Restaurativa. Sin embargo, el problema ha surgido porque en algunos países se comenzó a llamar mediación penal, y este nombre ha desvirtuado por completo, lo que es la Justicia Restaurativa. 

Delitos, víctimas, medios de comunicación y Justicia

Cada vez que un delito serio ocurre, especialmente si es cometido por menores, la prensa automáticamente utiliza la desgracia del suceso como mecanismo para obtener publicidad, los familiares ( víctimas de tal atroz suceso) claman por penas más duras y como si esto fuera lógico acaban el silogismo, haciendo ver que no existe justicia sino se imponen castigos ejemplarizantes... Probablemente esto es porque nos gusta el "morbo" y esta clase de programas que desgranan hasta el ultimo de los siniestros detalles del crimen y de la personalidad del delincuente, venden y generan audiencia. Sin embargo poco o nada se dice de las víctimas, a no ser que sea algo como que han hundido su vida, no van a poder recuperarse y si lo hacen tardarán años. Supongo que no se pararan a pensar el efecto dañino que estos comentarios puede hacer a una víctima que por casualidad, pueda  estar viendo el programa. ¿Por qué? Porque el desequilibrio que por si produce sufrir un delito, se ve agravado con introducir en la víctima pensamientos en los que  ve que el delincuente ha ganado, porque sigue dominando su vida y lo hará durante mucho tiempo. 
Si se piensa esto, estamos transmitiendo a la víctima que no se va a poder "curar" y que no va poder reinsertarse de nuevo en la sociedad y reconectar con su entorno, parece que las condenamos a vivir aisladas y no poder volver a confiar en el ser humano. 

domingo, 23 de abril de 2017

"No existe delito que no tenga un precedente"

"No existe delito que no tenga un precedente" Séneca.

Para abordar el delito (conflicto) de una manera eficaz, es necesario, sin justificarlo acudir a la génesis, el por qué del delito (conflicto) , a su vez esta pregunta puede ser también sanadora para las víctimas. Así ponen rostro e historia a la persona que causó el daño . Justicia restaurativa también trata de todo esto. Y como podemos ver esta forma de abordar la Justicia con mayúsculas está en el origen mismo de nuestra esencia como seres humanos y los clásicos ya lo supieron ver.



sábado, 22 de abril de 2017

El restablecimiento de la confianza en el ser humano con la Justicia Restaurativa

La Justicia Restaurativa no es una nueva forma de ver la justicia,  puesto que ya hemos visto como se basa en tradiciones y en prácticas ascentrales de muchas comunidades, lo que si aporta es una visión diferente de la delincuencia y un nuevo objetivo, el delito es visto como una fuente de daño que debe ser reparado. Y un problema esencial que genera el daño es la pérdida de confianza tanto de las víctimas como de la sociedad en general. Desde que el delito se comete, todos nos volvemos en cierta medida un poco "paranoicos", perdemos la confianza en las personas que nos rodean porque hemos dejado de sentirnos seguros, esto también nos afecta como grupo, y quiebra los lazos sociales.Lo que las víctimas y las comunidades necesitan es tener su confianza restaurada. La obligación esencial de los delincuentes es demostrar que son dignos de confianza. El propósito de la justicia restaurativa debe ser fomentar este proceso.
Por eso, no es descabellado pensar que uno de los objetivos principales de la Justicia Restaurativa debe ser el restablecimiento de la confianza. El intento de lograr esto en un nivel personal y también a nivel de grupo (social) puede darnos una doble visión acerca de como luchar frente a la delincuencia. . En lugar de reemplazar otros objetivos, más tradicionales, la restauración de la confianza se convertiría en el sistema penal actual como un eje esencial a partir del cual se va a establecer que castigo merece el infractor, si fuera necesario, la reparación del daño y la responsabilización del infractor. 

viernes, 21 de abril de 2017

Más sobre el trauma y la justicia

Cuando sufrimos un delito sea grave o más leve, nos podemos ver afectados por el trauma, aunque seamos resilientes, esto no implica que nos podamos vernos afectados, por lo que nos ha sucedido. Esto es lo que nos hace ser humanos. Por eso, si hablamos de trauma tras el delito, necesitamos sanar, y la justicia debería ser parte de este proceso de curación. La Justicia es importante cuando hablamos de trauma y curación. La línea entre justicia y venganza es delgada cuando nuestro cuerpo y cerebro se ve afectado por el trauma y se puede llegar a confundir. Si no hacemos frente al trauma, ya he comentado muchas veces, que lo que suele ocurrir es que se continua con la violencia y o se hace daño a uno mismo o se daña a otros. Por eso, cuanto más hagamos por abordar el trauma, más resilientes se volverán las víctimas. La pregunta entonces es ¿cómo encontrar justicia, de forma que no se incurra en una continuación de círculos de violencia?
Para mí, la respuesta es la Justicia Restaurativa porque la Justicia tradicional (Howard Zehr) lo que hace es ahondar en el trauma, según el gráfico funciona así:


Frente a esto la Justicia Restaurativa, atiende las necesidades de las víctimas de una manera más satisfactoria, lo que hará que sientan que han obtenido verdadera justicia, a esto contribuye también que los victimarios, asumirán el daño que han causado, lo que es importante para el proceso de curación de las víctimas. Y la comunidad pasa a ser parte importante del proceso, lo que hará que sea una comunidad más responsable y comprometida (empoderada)

Sobre la prevención y la Justicia Restaurativa

Uno de los beneficios de la Justicia Restaurativa y que a veces nos suele pasar desapercibido, es la prevención del delito, nos centramos tanto en el delito ya cometido y en cómo abordarlo de la mejor manera, a través de los procesos restaurativos, que nos olvidamos que precisamente el beneficio o más bien la consecuencia, más importante es la reducción de la reincidencia y la prevención de futuros nuevos hechos delictivos. Además hay algo que también me parece importante y que a veces no se tiene en cuenta como forma de prevención, estoy refiriéndome a que con la justicia restaurativa, se fortalece la paz social, puesto que las personas afectadas por el hecho delictivo o dañoso, son atendidas de forma más satisfactoria y esto repercute en su entorno, y a su vez, la comunidad, el grupo estará funcionando mejor, porque sus miembros han sido escuchados. ¿Cómo funciona la prevención?
En primer lugar se fomenta la responsabilización, esto sin duda ayudará al delincuente a ver que su conducta si dañó a otro ser humano, evitando que justifique por lo que hizo, o niegue que cometió el delito.